EDUCACIÓN DE CALIDAD PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE EN EL SECTOR AZUCARERO

La educación en el mundo según Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, recalca la trascendencia que tiene la educación al afirmar “El poder que tiene la educación es fundamental para formar ciudadanos reflexivos, comprometidos y competentes, capaces de trazar el camino a seguir hacia un planeta más seguro, más ecológico y más justo para todos”. Estas palabras animan a todos los sectores económicos de la sociedad a formar parte del cambio a través de la educación y aplicar acciones encaminadas a evolucionar y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por las Naciones Unidas.

El Sector Azucarero de El Salvador se suma al esfuerzo del país e impulsa acciones que promueven la educación en las comunidades, implementando proyectos que permiten desarrollar las competencias, actitudes y comportamientos que llevarán al desarrollo integral de la población, beneficiando durante el 2016 a un total de 11,170 personas.

Como parte de ese esfuerzo los ingenios azucareros del país ejecutan diferentes programas, entre los que destacan “El poder que transforma” implementado por el Ingenio La Cabaña en alianza con FUNPRES desde el año 2012 en los centros escolares: Herbert De Sola, Caserío Huitiupa, Caserío El Chaparral y Cantón San Rafael; ubicados en el municipio de El Paisnal. Con este programa se beneficiaron a 1,130 personas durante el año 2016, educando a la comunidad para lograr una convivencia pacífica; fomentando y preparando a los estudiantes para afrontar el mundo competitivo e incorporando en cada centro escolar un manual de convivencia, clubs extracurriculares, aprendizaje de valores y centros de mediación. Además, como parte del programa se brinda formación a docentes en estrategias metodológicas de enseñanza, mejorando de esta forma la calidad educativa.

Otro programa que tendrá impacto en la comunidad es “Formación del Carácter” que será implementado durante el 2017 por el Ingenio La Cabaña en alianza con Fundación Forja, este pretende fortalecer el carácter de los estudiantes mediante capacitaciones sobre el bienestar personal y social. Para el año 2017 se tiene proyectado atender a 146 alumnos de parvularia de los centros escolares de la zona de influencia del ingenio.

Asimismo desde el año 2008 el Ingenio El Ángel también cuenta con el programa “El poder que transforma” implementado en alianza con FUNPRES, beneficiando anualmente a 3,445 personas de los siguientes centros escolares del municipio de Apopa: Escuela Petacones, Complejo Educativo Ingeniero Guillermo Borja Nathan y Parvularia Berta Arlina Molina, además del Centro Escolar José Roberto Wright del municipio de Usulután. El objetivo de este programa es contribuir a generar una cultura de paz, integración social y sana convivencia, con el fin de prevenir la violencia.

Por otra parte para el Ingenio JIBOA es fundamental apoyar la formación técnica de jóvenes, por ello implementa desde el año 2016 el programa “Prácticas profesionales y formación técnica para jóvenes”, con el objetivo de crear espacios para desarrollar prácticas profesionales de acuerdo al área de especialización de cada joven, programa ejecutado en el departamento de La Paz y San Vicente, beneficiando en el 2016 a 8 jóvenes procedentes del programa Alianza Puentes para el Empleo de ITCA-USAID y de la Universidad de El Salvador, Cede Paracentral de San Vicente. Una vez concluido el programa los jóvenes pueden optar y aplicar a un empleo en el Ingenio JIBOA.

En la zona occidental del país Grupo CASSA impulsa la educación en las comunidades cañeras ejecutando programas como “Desarrollo Humano en la Primera Infancia”, que tiene como objetivo educar a los niños entre 4 y 9 años en valores y buenos hábitos de vida a partir de su formación en la Ludoteca Móvil CASSA, desde el inicio del programa en el 2012 Grupo CASSA ha beneficiado a 4,865 personas. Otro programa de Grupo CASSA orientado a la educación es el “Programa Supérate CASSA”, que forma a jóvenes de alto rendimiento de escuelas públicas en inglés, computación y valores. Para ello, se crearon dos Centros Supérate-CASSA que son parte del Programa Empresarial Supérate, ubicados en Sonsonate y San Miguel.

Con la puesta en marcha de los proyectos anteriores el Sector Azucarero aporta al desarrollo de las comunidades fomentando una educación de calidad que estimula el progreso de los jóvenes.

Leave a Comment





Captcha *